Briviesca, 24 de abril de 2017

Iglesia San Martin

Preside uno de los lados de la Plaza Mayor, aunque resulta difícil situar el momento de fundación de esta iglesia pero ya a principios del s. XIV figuraba como una de las tres parroquias de Briviesca.

Su fachada fue labrada en la mitad del siglo XVI y es de estilo plateresco. El templo dispuso de una torre para el cuerpo de campanas, destruida en el siglo XIX en 1867 por la Junta Revolucionaria, fue sustituida por una espadaña.

Su planta es rectangular, se divide en tres naves, la central más alta que las laterales, y las separan arcos de medio punto que se apoyan en gruesas columnas.

El largo proceso constructivo de la iglesia hace que conviva en ella el gótico tardío (estilo en el que se inició su construcción), con trazas y remates renacentistas y el barroco del retablo central. La mayor parte de la obra fue realizada por Lope García de Arredonda y Juan de Sisniega en el siglo XVI.

En el interior llama la atención su amplia nave central cubierta por una elevada bóveda y su retablo Barroco del S.XVII, presidido por la figura de San Martín, el Obispo de Tours. La proyección del retablo es de Antonio Cortés, y el tallista es Manuel de Ágreda.

En la nave de la izquierda, antes de entrar en la sacristía se ubica la capilla de las Viejas, fundada por Don Pedro Ruíz de Briviesca, cuyo retablo es de estilo hispanoflamenco y fue construido entre 1490 y 1515. En esta capilla se encuentra el sepulcro de Don Pedro y el de su esposa Teresa Ruíz.

La Capilla del Carmen posee un Cristo (siglo XVI) muy venerado en Briviesca. Otra de las capillas, la de San Miguel, fue mandada construir por Don Francisco de Salazar y su esposa Doña Casilda de Olmos, hacia el año 1600, sobre el arco de la entrada hay un hermoso escudo.

En la nave de la derecha, la capilla dedicada a la Pasión y muerte de Jesucristo alberga interesantes tallas que componen parte importante de las procesiones de Semana Santa.

Esta iglesia ES VISITABLE todos los días de la semana antes y después del culto.