Briviesca, 24 de mayo de 2017

Excolegiata de Santa María

De las cinco colegiatas históricas de la diócesis de Burgos esta fue la primera y una de las más antiguas de España, manteniendo la condición de colegiata hasta mediados del S.XIX.

Fue declarada en 1.983 monumento histórico-artístico nacional.

La construcción del templo actual se inició en el SXIV.

De 1789 data el inicio de las obras que supondrán la total reconstrucción del tercio inferior del templo, con la erección de la nueva fachada (de corte neoclásico) y torres según la traza dispuesta por Manuel Echanove , al tiempo que se acometen otras reformas para la renovación interior del espacio eclesial. Las obras estaban ya conclusas en 1794 y dieron como resultado la imagen actual de la ex–Colegiata.

La imagen es de Nuestra Señora de Allende colocada en 1930 de la época gótica.

Coronan el edificio dos torres rematadas por cúpulas gallonadas.

La iglesia es casi catedralicia abriéndose en una cúpula central ovoide, El interior presenta tres naves, de la misma altura, separadas por pilares y con bóvedas de crucería decoradas con motivos geométricos en época barroca.

Nave del Evangelio:

Retablo del Rosario, obra del principios del siglo XVII, Retablo de San Pedro, Retablo de Santa Teresa, Obra del siglo XVIII, con imagen de Santa Teresa , y rocallas.

Retablo del ábside del Evangelio, dedicado a Cristo en la cruz, es obra neoclásica. Así mismo, se encuentran en la nave del Evangelio dos sepulcros de arcosolio apuntado, con esculturas yacentes de época gótica. En su interior destaca el retablo de Santa Casilda o de las 11.000 Vírgenes realizado, al igual que el de Santa Clara, en madera de nogal sin policromar por López de Gámiz y sufragado, entre otros, por “Fray Juan de Briviesca” (Juan de Muñatones).

No se puede visitar su interior. Excepto el día de "Viernes Santo".