Briviesca, 11 de diciembre de 2017

Las Murallas

A lo largo del siglo XVI, fueron desmoronándose las murallas que se reconstruyeron y posteriormente se sustituyeron por tapiales para evitar más tarde el contagio de la peste. En la actualidad no queda ni un solo vestigio de ellas.